24
sep

Asociemos las Marcas

La caligrafía de Virgin, el verde de Falabella y el celeste de Di Cecco, los sonidos del escape de una Harley, son todas asociaciones mentales de marca. La voz de Pancho Ibañez en un comercial de La Serenísima, la sirena de Starbucks, las playas amarillas y azules de Cerveza Corona también. Todo elemento que produzca una conexión mental que nos lleve a recordar un producto o servicio es una asociación de marca. Tremendamente duraderas una vez instaladas, las asociaciones son el proto argumento para que podamos construir lo que finalmente llamamos imagen de marca. Su rol es tan estratégico que podemos decir que “una marca es las asociaciones que la acompañan”.

David A. Aaker dice que el verdadero trabajo del estratega de marcas consiste en la construcción y mantenimiento de asociaciones positivas y diferenciales. Su modelo de identidad de cuatro dimensiones: Marca como Producto / Marca como Organización / Marca como Persona y Marca como Símbolo no es otra cosa que un listado de fuentes en dónde bucear por las asociaciones correctas. Hacer foco en las asociaciones ahorra tiempo y simplifica las cosas.

¿Qué colores?
¿Qué sonidos?
¿Qué palabras?
¿Qué letras?
¿Qué caras?
¿Qué lugares?
¿Qué música?
Etc.

Las preguntas son más simples de lo que creemos, aunque las respuestas sean más difíciles de contestar de lo que parece; porque al fin y al cabo son más determinantes de lo que pensamos.

Si a esto agregamos la vocación por la consistencia habremos logrado el objetivo: ¡que la parte aluda al todo!

RS-1

Actualmente hay 0 Comentarios.

Deje su comentario.